Climatización para tu negocio: todo un mundo de ventajas

El éxito de un negocio depende, en gran medida, de que consigamos que los clientes se sientan a gusto en nuestras instalaciones. Es por esa razón que los comercios cuidan una gran cantidad de detalles para lograr este objetivo; al margen de las diferentes directrices de marca que deben aplicarse a la decoración y a la imagen global del local, hay otros factores a los que debe prestarse mucha atención, como son el mobiliario, la iluminación y, por supuesto, la climatización.

Que un establecimiento tenga la temperatura adecuada es un factor determinante a la hora de conseguir que un cliente (o uno potencial) permanezca durante más tiempo allí. Unas malas condiciones provocarán la salida anticipada, lo cual no resulta nada satisfactorio ni para las ventas ni para la salud general del negocio. Así que elegir el sistema de climatización más adecuado resulta esencial, procedimiento que, evidentemente, tendrá en cuenta un gran número de condicionantes que harán que nuestros requerimientos sean unos u otros.

Para empezar, dependiendo de la zona climática en la que nos encontremos será necesario un sistema con unas características determinadas que incidan en el calor, el frío o en ambos; una región donde las temperaturas veraniegas sean suaves pero cuyos inviernos sean crudos deberá centrarse en los sistemas de calefacción para mantener una temperatura estable y confortable durante todo el año. El ambiente no solamente ha de resultar cómodo para el cliente, que pasará un determinado periodo de tiempo en el local, sino también para los trabajadores del establecimiento, que deberán permanecer un extenso número de horas allí. Por esa razón, la posibilidad de poder regular la temperatura de forma fácil e intuitiva, y tener el control manual que permita hacer cambios en función de las necesidades es otro requerimiento muy importante.

Las dimensiones del local condicionarán otros aspectos, como el número de splits o aparatos de aire acondicionado que se necesitarán para mantener una temperatura agradable y estable: por suerte, existen diseños de unidades de pared muy estéticos y de un tamaño más reducido, y que además son muy fáciles de limpiar. Además, si existiera cualquier tipo de incidencia se puede contar con un servicio técnico que se persone para resolver la situación de la forma más veloz posible.

Es aconsejable hacerse con unidades de conducto que resulten silenciosas para no crear una atmósfera muy ruidosa que pueda incomodar a los clientes. Los sistemas de ventilación son otro de los requisitos básicos para mantener un espacio con un aire limpio y fresco que se vaya renovando y que en ningún momento se llegue a un ambiente enrarecido que pueda resultar desagradable.

Si el establecimiento dispone de varias estancias, los aparatos que cuentan con sensores de movimiento también resultan muy interesantes para ahorrar en consumo y obtener una mayor eficiencia. De esta manera, sólo se activarán o se graduarán a la temperatura indicada cuando noten la presencia de alguien en la sala.

Autor: admin

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar