Cómo preparar pinturas naturales no tóxicas

La mayor parte de las pinturas que se comercializan en la actualidad son altamente tóxicas y su uso no es recomendable. Existen opciones naturales con las que se pueden obtener excelentes resultados.pigmentos.jpg

La pintura al aceite se usa sobre todo para maderas. El acabado es brillante y pueden utilizarse diversos aceites aunque el más recomendado es el aceite de linaza que se mezcla con pigmentos minerales o solo si lo que se busca un efecto protector. Para proteger maderas expuestas a la intemperie puede usarse aceite de cocina con buenos resultados.aceite.jpg

La pintura de leche se emplea para maderas y muros de cemento o de tierra. Se prepara con caserna y pigmentos de la siguiente forma: se ponen al fuego dos tazas de leche entera con una cucharada de vinagre y se retira antes de que hierva. La leche cuajará y habrá que retirar el suero amarillento. El resto se filtra y se deja reposar. 24 horas después tendremos una cuajada a la que podemos añadir bórax para darle propiedades antibacterianas. Luego revolvemos hasta obtener una consistencia de yogur. Podemos añadir agua para obtener la consistencia deseada.

alergia-leche

En otro recipiente echamos 150 gramos de tiza en polvo con un poco más de media taza de agua. Mezclamos todo y agregamos el pigmento.

El color se atenúa una vez seco por lo que hay que dar varias capas dejando unas horas de secado entre mano y mano y finalmente pasamos una capa de cera incolora que impermiabealizará la pintura y hará que sea más resistente.

La pintura a la cal es otra de las opciones y es especial para paredes. Para preparar 10 litros de pintura necesitamos de 2 a 4 kilos de cal hidratada, 1 kg de sal gruesa, 250 cc de cola vinílica o bien un par de tazas de leche en polvo y agua y añadimos los pigmentos. Hay que revolver continuamente para que la mezcla no se pegue al fondo y resulte uniforme. El resultado es una pintura económica y desinfectante.cal.jpg

La pintura de patata por su parte se consigue con 150 gramos de puré de patata a la que le quitamos previamente la piel, y una taza y media de agua. Filtramos para que no queden grumos. En otro recipiente mezclamos 150 gramos de tiza en polvo en un vaso de agua fría. Mezclamos todo y agregamos los pigmentos. Añadiendo una cucharadita de aceite de linaza la pintura quedará más brillante e impermeable y puede ser usada en paredes, maderas y papeles.patata,jpg

 

 

Autor: lileka

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar