Saltar al contenido

Consejos para escoger los colores de tu salón

Los colores y la decoración siempre y en todo momento son de las cosas que más cuesta acotar al instante de reformar un espacio. Escoger los colores para el salón puede resultar una tortura si no tienes ciertas cuestiones en cuenta y expresas verdaderamente lo que deseas de él, pues no solo se trata de los tonos del salón sino todo cuanto haya allá debe ir acorde a la decoración del piso por lo general para sostener una armonía.

No se trata de una reforma cara, a nivel económico hablando, y el cambio que le puedes entregar a tu residencia es verdaderamente grande.

salon

Acciones a tener en cuenta para acertar con los colores

Entre las primeras acciones que puedes tomar para determinar los colores para el salón es examinar realmente bien de qué forma es tu salón. Observa la iluminación que tiene, el género de muebles que vas a incluir en él, el tamaño, la funcionalidad que deseas darle, etc

Si cuentas con muebles o bien objetos que van a ser los protagonistas del salón por su aspecto, entonces debes tenerlos en cuenta al instante de escoger el color conveniente. Si tus muebles y objetos son neutros, entonces va a ser más fácil escoger entre una gama más extensa de colores para el salón.

Las dimensiones del salón son fundamentales. Si te hallas con un salón pequeño, con poca iluminación, entonces los colores para el salón están claro que han de ser lumínicos y refulgentes para disminuir este aspecto. Lo mismo sucede si hace un tiempo que lo piensas y no te decides por un color: los colores neutros jamás fallan y siempre y en todo momento te van a dar la posibilidad de jugar con otros objetos para darle ese toque singular.

Sin embargo es recomendable dejarse aconsejar por profesionales, te van a poder aportar nuevas ideas y además de esto te van a poder facilitar presupuesto cerrado para la reforma.

Si lo que deseas es darle un tanto de color a tus paredes, hazlo en los tonos cálidos como lo pueden ser por servirnos de un ejemplo un verde estilo manzana o bien un azul de mar que siempre y en toda circunstancia es buenísimo para los salones lumínicos. Asimismo podrías decantarse por colores para el salón como por poner un ejemplo un color colorado tirando a vino tinto. Este color es buenísimo para espacios fríos puesto que toma los rayos de sol y hace que la temperatura del sitio siempre y en todo momento esté agradable y equilibrada al límite.

En el supuesto de que el salón sea de madera, no dudes ni el más mínimo ápice en elegir los tonos cálidos, van perfectos con él.

Muy frecuentemente se deciden poner colores para el salón neutros y un tanto de color en una sola pared. Considera que esa pared va a ser la “protagonista” y la que se lleve la atención de todo, con lo que ha de ser acompañada con elementos que estén a su altura. Esta técnica solo es conveniente para salones grandes puesto que en los salones pequeños no tendría exactamente el mismo efecto.

Para ir más lejos , siempre y en toda circunstancia ten presente que los colores para el salón deben reflejar tu personalidad y la de quienes viven allá y sobre todo, debes sentirte cómodo con esto en tanto que vas a ser  quien pase la mayoría del tiempo allá.

Para finalizar el post, si quieres estar al corriente de otros artículos con consejos para mejorar el estado de tu vivienda, te recomendamos que visites este blog con artículos sobre construcción, reformas y mantenimientos. Te sorprenderás de la multitud de ideas que se aportan en él.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar