Saltar al contenido

Decorar con cajas y pallets reciclados

Un recurso muy interesante para decorar algunas habitaciones de tu casa de una manera creativa y con poco dinero -aunque un poco de maña- es reciclando cajas viejas y pallets, que ofrecen infinitas posibilidades para construir un conjunto de estanterías, una simpática mesa de té para el salón, o incluso los más manitas pueden llegar a construir un cómodo sofá reciclando viejos pallets.

Lo más sencillo y clásico, probablemente lo hayáis visto alguna vez, consiste en construir una estantería tipo rústico con cajas de madera antiguas. El secreto es conseguir cajas robustas, las que se usaban para las botellas de vino antiguamente eran perfectas, ya que tienen listones de 0,5 cm de grosor y son lo suficientemente robustas para aguantar el peso de libros.

Si puedes encontrar ocho o diez cajas de este tipo, puedes construir una estantería bastante apañada. El secreto es barnizarlas con un barniz que les de un tono oscuro y, una vez secas, atornillaras a la pared para que queden fijas. Utiliza tu imaginación para componer la estantería de forma que se adapte lo mejor posible al lugar donde las quieras colocar. Ten en cuenta que puedes combinar cajas colocadas verticalmente con otras horizontales, lo que puede resultar en un conjunto irregular muy interesante.

Mesas y sillones con pallets

Aunque este tipo de mueble requiere un poco más de arte, tampoco es una cosa muy difícil de hacer y te puede quedar muy interesante, el truco

imagen de Un Jardín de Hilo

es encontrar pallets en buen estado que se adapten al rincón de la casa donde los quieres colocar.

En el caso de los sofás. El que mejor se puede adaptar es el pallet de 800 x 1.200 cm, ya que no es demasiado profundo y te puede quedar un sofá bastante cómodo. El secreto es colocar dos pallets en la base, uno encima de otro y encima de ellos colocar los cojines para sentarse.

Lo más práctico es colocar los pallets contra la pared, y en el fondo poner cojines en posición vertical para hacer de respaldo.

También puedes hacer una mesa de centro para el salón con pallets. Simplemente tienes que atornillar encima un tablero del tamaño del pallet u en la parte de abajo unas ruedas, que puedes comprar en cualquier ferretería, para mover la mesa cómodamente.