Cómo decorar un cuarto de juegos y no morir en el intento

Uno de los deseos más comunes, especialmente entre los padres, es crear una habitación para los juguetes en casa. Si en nuestra casa ya tenemos una habitación extra, sólo es necesario definir cómo configurarla. Pero para no morir en el intento os dejamos unas recomendaciones.

En las casas más grandes, es más fácil tener un entorno en el que establecer nuestra sala de juegos. Por lo tanto, si tenemos una casa con una habitación extra, vamos a poder trabajar en ello de inmediato. Primero pintamos las paredes con un color pastel, que aporte luz y sea relajante. Luego debemos embellecer las paredes con carteles de colores y pinturas o grabados puedan iluminar el ambiente. Para que los niños puedan utilizar nuestra sala de juegos, añadimos carteles de famosos dibujos animados.

Un rincón para la sala de juegos

Si no podemos dedicar toda una habitación a la sala de juegos, todavía podemos conseguir una esquina de la sala de estar. Obviamente, en este caso nos limitaremos a colocar algunos objetos, asegurándonos de que se integran con los muebles ya presente. Con una alfombra en el suelo podemos delimitar el espacio y separar los diferentes ambientes.

Una sala de juegos para los más pequeños

Para crear una sala de juegos dedicada a los niños es suficiente tener en cuenta algunas cosas. En primer lugar, los personajes favoritos del pequeño; En segundo lugar, la decoración, la cual debe ser funcional y libre de peligros. Para hacer una la sala de juegos para niños podemos decorar una pared con una plantilla, o dibujos y luego colorear los personajes que elijan. Podemos colocar en la esquina una alfombra suave llena de juguetes y juegos de peluche. Si el espacio es suficiente podemos poner una pequeña mesa con dos sillas pequeñas de plástico, en el que nuestros niños pueden dibujar y colorear.

 

Y así de sencillo puedes decorar cualquier estancia de la casa y convertirla en un cuarto de juegos sin morir en el intento.

Autor: Carla

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *