Decorar una habitación total White

Por mucho que evolucione la moda o el diseño, existen colores que son atemporales. Este es el caso del color blanco, un color que nos permite múltiples combinaciones y que no se pasa de moda. Hoy os vamos a contar cómo decorar una habitación total white.

Ventajas de una decoración total white

  • El color blanco refleja la luz natural aportando brillo a la habitación.
  • Aumenta el tamaño percibido de las habitaciones.
  • El total white te permite crear combinaciones con cualquier otro color.
  • Su cromática pura transmite serenidad.
  • Te permite detectar más fácilmente la suciedad.

A pesar de los muchos beneficios, hay algunos aspectos negativos cuando se tiene un espacio total white que se deben tener en cuenta. Una casa de blanco sin duda se puede improvisar, especialmente desde un diseño que no se limita a los muebles, sino también a los acabados y revestimientos. Un mueble mal diseñado le creará un ambiente aséptico, frío y sin personalidad, pero si el diseño y los contrastes de color son los correctos, entonces el resultado final te dejará sin aliento.

En un apartamento con todas las paredes blancas, es posible que deseemos colocar algo de color al menos en una parte. Algunos se atreven con colores brillantes para personalizar las habitaciones, otros, deciden dejarlo todo blanco. A veces, resulta ser la opción más fácil y quizás la mejor. Las paredes de color blanco siempre dan un carácter personal fresco y saludable.

Cómo decorar una casa en total white

Usar tonos neutros

A la hora de elegir los accesorios una de las opciones para decorar una casa en total white es la elección de tonos neutros. Muebles de colores crema, jarrones de cristal o encimeras de mármol para la cocina son siempre una buena elección.

Explosiones de colores brillantes

decorar-con-blanco-hogar

Foto: Pinterest

Si, por el contrario, encuentras que los tonos neutros son un poco aburridos para tu gusto, siempre tienes la opción de elegir tus accesorios en tonos que contrasten como naranjas, azules o verdes. Eso sí, si eliges combinar con todos más intensos te recomendamos que te centres en un único color y su gama, es decir, si te decides por el azul no mezcles accesorios en tonos rojos ya que la idea principal de decorar en total white se irá al traste.

También puedes hacer pequeñas inserciones de color que destaquen pero que no llamen excesivamente la atención, por ejemplo, un marco de fotos en todos corales o unos cojines pequeños para el sofá con estampados coloridos.

Existen infinidad de opciones, ¿cuál será la tuya?

Autor: Carla

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar