Decorating games: Animal Crossing

Animal Crossing es una saga de videojuegos de origen japonés que se basa en la simulación de la vida en un pueblo habitado por animales humanizados y siendo el jugador el único humano del pueblo. En él, el usuario pasará sus días conociendo, relacionándose y ayudando a sus vecinos, además de recolectando fósiles, peces, insectos y frutas. El tiempo, a diferencia de otros, es el real, jugaremos en el mismo momento en el que estamos de la vida real: hora, día, mes y año. Otro aspecto reseñable, y el más importante en este caso, es su alto nivel de personalización, en cuanto al personaje y al medio que le rodea. 

Cuando comenzamos el juego, en cualquiera de las versiones empezamos sin tener ni siquiera una casa, vivimos en una tienda de campaña y a medida que avancemos y paguemos hipotecas tendremos una casa más grande que hasta se puede convertir en un castillo. Sólo tendremos una casa, y según la versión, no podremos modificarla exteriormente, pero en la última versión del juego para Nintendo 3DS, Animal Crossing: the new leaf, podremos cambiar la fachada, el tejado, la puerta de entrada, el buzón,…

Pero sin duda, lo más entretenido a la hora de cambios en la casa, es decorarla por dentro. Hay cerca de 600 muebles disponibles, los cuales no podemos comprar en cualquier momento, como por ejemplo en los Sims; cada día, en la tiendecita del pueblo habrá unos pocos a la venta. Si nos gusta alguno, no debemos dudar y comprarlo rápido, ya que no sabemos cuándo volverá a aparecer. Una vez que lo hayamos comprado, tenemos disponible un catálogo en la tienda, para poder volver a comprarlo. Los muebles se clasifican en estilos y temas, hay cerca de cincuenta de estos. De cada estilo tenemos una serie de muebles básicos, como cama, mesa, silla y sofá, además de otros propios del estilo. Los muebles que se ordenan por temas son muebles más específicos, como serán instrumentos musicales, aparatos deportivos, vehículos,…

Además, existe la opción de que se puntúe el decoración de nuestra casa y obtengamos premios, por parte de la Academia de Artes Decorativas, algo que como hemos comentado, es posible que no suceda en ningún otro juego. Es un juego muy sencillo, agradable, lleno de encanto y altamente recomendable.

 

Post by Cristina Sanchez Ariño

Autor: Elena

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *