Saltar al contenido

Domótica en el hogar: ventajas e inconvenientes

domotica casa inteligente

Son las casas del futuro, aquellas que incorporan la más avanzada tecnología a su propio diseño y funcionamiento. Hasta hace unos años era cosa de ciencia ficción, pero ahora la domótica es una realidad que gana terreno y ha creado un nuevo concepto: el hogar inteligente.

Sistemas de climatización que se adaptan a las condiciones meteorológicas, persianas que suben y bajan según la luz solar, electrodomésticos que funcionan solos, alarmas que se conecta a través del móvil, luces que se encienden y se apagan en el momento justo… las funciones de la domótica parecen no tener límites y cada vez son más las casas absolutamente automatizadas gracias a la integración de internet y de las nuevas tecnologías a la vida cotidiana.

Los pros y contras de la domótica

Cualquier nuevo proyecto arquitectónico tiene ya en cuenta la domótica. Desde los grandes edificios, en los que se busca la máxima eficiencia energética, hasta una vivienda individual incorporan avances tecnológicos para hacer más confortable el día a día de sus habitantes. La domótica implica un sinfín de ventajas, pero también algún inconveniente que conviene conocer.

Ventajas

• Comodidad. No hay duda que un hogar automatizado dispone de mil detalles para hacerte la vida más fácil. Que tu casa esté a la temperatura que quieres al llegar a ella, que quede cerrada herméticamente sin que tengas que pasar la llave, que te levantes y ya tengas hecho el café, o que en tu salón se escuche tu música favorita cuando te sientas a descansar… suena fenomenal y no es “magia”, sino que es posible con la incorporación de los actuales avances tecnológicos al hogar.

• Seguridad. Es otra de las grandes ventajas de la domótica. No solo hablamos de alarmas, cámaras y sensores de movimiento que te avisarían de forma inmediata a través de tu móvil de una posible intrusión, sino de sistemas que detectan y controlan cualquier posible anomalía: una fuga de gas o de agua, el inicio de un fuego… sin olvidar la ayuda y la seguridad extra que la domótica puede proporcionar en caso de vivir con una persona mayor o con movilidad reducida ante una emergencia como por ejemplo una caída.

• Ahorro energético. La eficiencia y el ahorro que generan las casas inteligentes está más que comprobado. Adaptar el consumo energético del hogar a las condiciones de luz y temperatura exterior se traduce no solo en un mejor uso de los recursos energéticos, sino también en un ahorro económico en las facturas de suministros.

Inconvenientes

Aunque todo parezca ideal en estos hogares “perfectos”, la domótica plantea ciertos inconvenientes de los que avisan expertos de campos muy distintos. En primer lugar, sigue siendo una tecnología cara. Es cierto que cada vez la domótica resulta más asequible y se integra de manera progresiva en hogares de todo tipo (no solo en edificios de lujos), pero su coste elevado encarece el ya de por sí complicado mercado inmobiliario.

Por otra parte, más de uno se pregunta si no estaremos dependiendo en exceso de la tecnología para absolutamente todo. ¿Qué ocurre si falla el sistema que controla nuestro hogar? Esta situación no solo supondría un importante coste en posibles reparaciones, sino que, tal vez, nuestra casa se volviese “loca” y nada funcionase correctamente (¿te lo imaginas?). Los sistemas para hacer la domótica cada día más eficiente y segura aumentan, pero ese mínimo riesgo de “caos” existe a medida que aumenta nuestra dependencia tecnológica.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar