Hogar seguro y con estilo ¿dónde colocar una caja fuerte o un armero?

Los distintos elementos de seguridad que sirven para proteger una vivienda y, lo más importante, a los que viven en ella, pasan a formar parte, en la mayoría de las ocasiones,  de la propia “decoración” de la casa.

Sistemas de alarma anti robo o anti incendio, puertas blindadas, ventanas de seguridad, rejas protectoras… junto  a estos dispositivos que, generalmente afectan al exterior de la vivienda, hay otros que deben instalarse en el interior, eligiendo para ello alguna de las estancias. Es el caso de las cajas fuertes y también de los armeros de seguridad. En las primeras, suelen guardarse los objetos más valiosos como joyas y documentos. Los segundos, sirven para almacenar, con todas las garantías, las armas de fuego que puedan necesitar, para el desempeño de su trabajo, por ejemplo, policías, militares o personal de seguridad privada y también aquellas que usan de manera esporádica cazadores o personas que practican el tiro como deporte.

¿Cómo integrar estos elementos en  una determinada habitación?

Una caja fuerte siempre debe estar en un sitio seguro y, por supuesto discreto. Tienes multitud de tipos de cajas entre las que poder elegir, con distintas medidas y grosores de blindaje, con cierres mecánicos o electrónicos, con apertura retardada… Antes de adquirir una, piensa dónde la vas a poner y cómo vas a integrarla en el conjunto de la estancia que elijas, de manera que no altere el estilo general y que, además, quede perfectamente “camuflada”. Los expertos aseguran que lo mejor es buscar un sitio para la caja en la misma estructura de la vivienda, es decir, en un hueco de alguna de las paredes más sólidas de la casa. Para hacerlo, necesitarás el asesoramiento de una empresa especializada, que te indique cuál es el mejor lugar, y tal vez requieras una sencilla obra de albañilería. Para terminar, lo habitual es disimular su presencia con algún elemento decorativo como un cuadro, un espejo o un bonito panel en madera que combine con otros repartidos por toda la estancia para no destacar demasiado.

Otra opción válida también para los armeros de seguridad, que siempre deben estar homologados y con los que hay que tener especial cuidado si hay niños en la casa, es ocultarlos en algún armario empotrado. En el caso de los armeros pensados para guardar armas largas, tipo rifle o escopeta de caza, dada su longitud ésta opción resulta especialmente útil. Deberás anclar perfectamente el armero a la pared que hace de fondo de armario y dejarlo totalmente integrado en el conjunto, como si fuese una sección más de tu vestidor.

Como ves, tienes distintas ideas para incorporar los elementos de seguridad que necesites sin que estos alteren el estilo de decoración que quieres para tu hogar.

Autor: admin

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar