Saltar al contenido

El secreto de las manos de princesa

Anhelamos mantener uñas largas y estilizadas tanto en los pies como en las manos. Para lucir unas manos atractivas, recurrir a los acrílicos no es una opción. Por el contrario, estos remedios caseros para hacer crecer uñas con propiedades regeneradoras, son la clave que le dará la fortaleza de una roca a las uñas de tus pies y de tus manos para que dejen de ser cortas y débiles.

  1. El ajo: después de machacar uno o dos ajos grandes en un mortero, se aplica esa pasta en la superficie y se deja actuar por diez minutos. Previene la formación de bacterias, mejora la circulación y permite el crecimiento de las uñas de forma rápida. Repetir esta acción una vez por día.

  2. El ajo y el limón: esta combinación es un remedio excelente para hacer crecer las uñas. Es necesario machacar un diente de ajo grande y ponerlo a hervir en media taza de agua, una vez que el líquido haya hervido, sácalo del fuego y espera a que enfríe. Posterior a esto debe añadírsele una cucharada de jugo de limón, revolver todo y cuando sea una mezcla unificada, verterlo en un envase de esmalte de uñas vacío. Para conseguir resultados es necesario repetir esta rutina cada noche antes de dormir.

  3. La cola de caballo: planta medicinal que se ha convertido en un recurso millonario. Preparar una infusión y dejarla enfriar, después, remojar las uñas por quince minutos. Debe repetirse varias veces a la semana

  4. Aceite de oliva: verter un chorrito de aceite en la palma de la mano y darle un masaje a las uñas de manera circular, ya que necesitan irrigación.

Nada llega de la noche a la mañana y en el ámbito de la estética todo es cuestión de adquirir hábito. Las manos dicen mucho de una persona, por eso hay que mantenerlas de manera que crezcan lozanas y fuertes.

Las uñas cortas muchas veces se llevan por comodidad, sin embargo, su crecimiento depende de muchos factores; hay uñas más quebradizas y frágiles que otras: el descuido y maltrato de las uñas por uso excesivo de esmaltes, malos hábitos, hongos e infecciones y la mala alimentación, son algunas de las razones que hacen el mantenimiento de las uñas una tarea difícil de completar. 

Lo que NO se debe hacer para conservar uñas largas, divinas y sanas

  1. No son herramientas: forzar las uñas para abrir recipientes de vidrio, despegar etiquetas etc. debilita la estructura de las uñas y aumenta las posibilidades de sufrir quiebres ya que no deben ser utilizadas como herramienta, aunque son conocidas como facilitadoras de múltiples tareas. 

  2. Las uñas no son para comer: al morderlas se pueden transferir bacterias a la boca y por ende al resto del organismo. Mientras se mastican, pueden entrar microorganismos que se convierten en infecciones a través de los desgarros y abrasiones

  3. Déjalas respirar: es difícil ser una uña y recibir toda clase de productos, olvídate del esmalte por unos días y hazles un cariño, aplicar un poco de crema en la superficie las mantendrá hidratadas, evitará la resequedad y que se pongan opacas. 

  4. No las rayes: Raspar las cutículas con corta uñas o pinzas solo lastima la estructura interna lo cual impide su crecimiento. Son una parte muy importante y deben tratarse con cuidado. Si se quieren unas uñas relucientes y fuertes, es menester contar con un corta cutículas para eliminar las células muertas que quedan esa área

Otro estimulante para el crecimiento de las uñas es una alimentación a base de frutas y calcio, sin embargo, lo ideal es acudir a un dermatólogo en caso de hongos e infecciones que comprometan las uñas y sus alrededores.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar