En unos años, tu casa será de cartón

Ya lleva un tiempo siendo tendencia, y parece que no va a ser pasajero, cada día se le están dando más aplicaciones al cartón, y fabricar muebles y decoración, es una de ellas. Es un material cotidiano, pero lo solemos utilizar en productos efímeros y que rápidamente tiramos a la basura, a reciclar, sin tener en cuenta otros posibles usos, excepto alguna vez,en manualidades. Alguien pensó, que tal vez, esta manualidad no tenía por qué ser el típico teléfono con dos rollos de papel, sino, por ejemplo unas gafas de realidad virtual, una cámara de fotos, una bici o un sofá.  Suele estar compuesto por varias láminas de papel, lo cual le confiere una gran resistencia, es barato versátil, ligero y altamente ecológico, buenas características para ser un mueble.

Por lo sencillo que es trabajar con él y lo fácilmente que podemos obtenerlo, es una fuente inagotable de DIY, ya que actualmente en internet, disponemos de páginas desde las que descargar planos para cortar el cartón y obtener nuestros muebles. Pero también existen varias empresas que se dedican en exclusiva a la fabricación de este tipo de muebles, como por ejemplo, La cartonería, Kartelier y CartonLab, todas con piezas de lo más originales y accesibles.

La principal reticencia que se nos puede presentar es que vemos este material como algo frágil y blando, del cual desconfiaríamos para sentarnos encima, pero como se ha comentado su resistencia es bastante buena, y sino a ejemplos, como el de la bici, me remito, o al de un puente.  Su principal problema es la humedad, pero se están desarrollando cartones nuevos que mejoren esto, e incluso sean ignífugos. El cartón va a ser el nuevo plástico, madera y metal. Pero yendo todavía más allá, se está investigando en un material para sustituir el cartón, basado en plumas de pollo, siendo todavía más ecológico que el cartón.

Para ir empezando, te dejo un DIY para construir una estantería de cartón.

 

Posted by Cristina Sanchez  Ariño

Autor: Elena

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *