El golf más ecológico y divertido

El golf es un deporte muy completo y muy divertido pero tiene mala fama debido principalmente a dos factores: a los problemas medioambientales que en ocasiones causa y a que tiene fama de ser un deporte elitista por lo caros que son sus campos.

Los problemas medioambientales vienen dados, principalmente, por la cantidad de agua necesaria para mantener estos campos verdes y bonitos. Dado que muchos de estos campos están en zonas turísticas en donde llueve poco, el problema es todavía más grave ya que necesitan un sistema especial para regar todo el campo y lo peor es que necesitan muchos listros de agua para regar diariamente todo el césped. ¿Cómo se justifica este gasto de agua cuando hay personas que no pueden llenar sus piscinas o incluso pueblos en los que hay restricciones de agua?

Campos alternativos

Este exagerado gasto de agua y el mantenimiento al que hay que someter a estos campos son también la causa de que sea tan caro acudir a jugar al golf. Por eso, están comenzando a aparecer alternativas a los campos tradicionales.

Hablamos, por supuesto, de los campos con césped artificial para golf que ya se pueden ver en algunos lugares. Como siempre, los cambios son polémicos y las personas que llevan toda la vida jugando en hierba natural no ven con buenos ojos la introducción de moquetas artificiales. Pero para quienes comienzan, esto no solo es una oportunidad de poder jugar con la que antes no contaban, es una opción ecológica que les encanta.

Estos campos no necesitan regarse y su mantenimiento es mínimo, como por ejemplo tampoco se necesita cortarlo cada cierto tiempo. Así que de un plumazo se elimina el problema medioambiental y el alto coste del mantenimiento. Se le ofrece a la gente un campo verde, pero verde no solo en color, sino también desde el punto de vista ecológico.

Y se le ofrece también la posibilidad de jugar a precios mucho más populares, con lo que personas que antes no se habrían animado a probar ahora sí lo hacen y descubren por qué el golf es tan seductor para tanta gente.

Campos para hoteles

Por este motivo, muchos hoteles que contaban con pequeños campos de golf como reclamo para sus clientes se han pasado a la hierba artificial para reducir gastos, esto se debe a que este tipo de césped requiere mucho menos mantenimiento que un césped natural y por lo tanto se reduce conciderablemente el coste de mantenimiento. Y otros hoteles que no podían permitirse tenerlos ahora sí cuentan con ellos, porque la instalación también es mucho más económica.

Al igual que ha sucedido en otros deportes, la hierba artificial será cada vez más habitual en los campos de golf y pronto ya no será noticia encontrarla en todas partes y se habrán dejado de lado las polémicas. Este tipo de césped no se sua solamente para los campos de fútbol si no también en infinidad de otros deportes como el Padel que es el más común ver, en pistas multideportes en el que se practica varios deportes en una sola pista.

Autor: admin

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *