Saltar al contenido

My house is a mess

Kristen Lozano vía Flickr
Kristen Lozano vía Flickr

¿Es siempre lo recto y cuadriculado lo mejor? Eames fue uno de los diseñadores que dentro del movimiento moderno, abogaba por el no.  Buscaba lo orgánico, lo diferente.  Todos los días planificamos cada aspecto de nuestra vida a la perfección: qué comeremos, qué nos pondremos, a dónde iremos, cómo iremos,… A veces, podemos dejar un poco de lado la rectitud y la perfección y podemos divertirnos experimentando. El messy o el effort-less son estilos que se están poniendo muy de moda tanto en decoración como en ropa. Es un estilo más bien propio de las habitaciones juveniles, pero sino caemos en los excesos podemos conseguir estancias muy interesantes.

Si queremos una habitación de este estilo, la clave principal es no obsesionarse y hacerlo todo sencillo, eso sí, buscamos un desorden ordenado. El azar puede ser uno de los ingredientes, pero nunca la dejadez y la vagancia. Algunos de las premisas de las que podemos partir para lograr este estilo son:

  • Librerías y estanterías llenas de libros, que parecen puestos de cualquier forma pero con los que se busca juegos visuales: contraste cromáticos, unos hacía arriba y otros del revés…

    Ana Rita Felix vía weheartit
    Ana Rita Felix vía weheartit
  • Hacer la cama está sobrevalorado. Estudios actuales revelan que no hacer la cama no es algo de gente con poca higiene, sino que es bueno para la salud. Así que lo mejor es que cuando nos vayamos de casa por la mañana retiremos un poco las sabanas y colchas, dejemos ventilando la habitación y no nos volvamos a preocupar por la cama hasta que sea la hora de volvernos a echar.
  • Que las paredes de mi casa muestren todo lo que me gusta. Paredes llenas de cuadros, fotos que nos representen y nos gusten, combinando y sobretodo haciendo contraste entre los colores de cada cosa.
  • No necesitamos un armario para la ropa, es más vistoso tenerla en un colgador. Este recurso queda bien en salones y dormitorios, pero la clave es escoger qué ropa ponemos en ellos: nuestra ropa más vistosa o nuestras prendas especiales. Una buena combinación entre las mismas también es importante. También se suele hacer con los zapatos. Eso sí, dejar la ropa y los zapatos de cualquier manera y en cualquier lugar, no.

Hay muchas más y muchos más recursos, pero siempre debemos partir de que ese desorden no es por azar y que nunca hay que sobrepasar unos límites, porque entonces tendremos una habitación desordenada de verdad, haciendo verdadero eso de my house is a mess.

Cari Ann Wayman vía Flickr
Cari Ann Wayman vía Flickr

Post by Cristina Sanchez Ariño

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar