Lámparas LED: ahorro, ecología y confort

Ya podemos decir adiós a las lámparas incandescentes que dejaron de fabricarse en el mes de setiembre y darle la bienvenida a la iluminación LED.

Aun cuando no nos demos cuenta de la importancia de las luces en nuestras casas, una correcta aplicación es vital para el bienestar y el rendimiento de los que las habitamos y evitarnos problemas como son la fatiga ocular, el cansancio, el dolor de cabeza, el estrés y los accidentes. Trabajar con poca luz daña la vista y los cambios bruscos en la iluminación nos ciegan mientras el ojo se acostumbra. La seguridad y el confort con el que ejecutamos una tarea dependen de la capacidad visual y ésta de la cantidad y calidad de la luz ambiental, acordes con la actividad que realizamos.

arrels3

¿Vale la pena el desembolso?

El cambio de las bombillas incandescentes y halógenas por unas LEDs puede hacerse gradualmente empezando por las estancias en las que pasamos más tiempo y/o según aquéllas se vayan fundiendo.

El precio de una lámpara LED depende de la potencia, el ángulo de apertura y el tipo de casquillo. Puede costar entre 10 y 60 euros. Pero haciendo un cálculo medio digamos que cuestan 20 euros. Gracias a la vida útil de las LEDs (algunas pueden durar 25 años) supone un ahorro a partir de los dos años y el ahorro sería de entre 1920 euros y 2880 euros en función de que la vida útil sea de 10 o 20 años. Pero además del bajo consumo energético de hasta un 85% menos de electricidad, las LEDs ofrecen unas 45.000 horas de uso, no contienen tungsteno o mercurio ni demás componentes tóxicos, la emisión de calor y el mantenimiento son mínimos.

7

La temperatura de color y los ambientes

El color de la luz se mide en grados Kelvin. Según los grados Kelvin la luz será blanca cálida, blanca pura o blanca fría. El blanco frío es idóneo para estancias en las que necesitemos mucha luz y que sea blanca, tales como el garaje, el trastero, etc. El blanco puro es el ideal para cuartos de baño, cocinas o lugar de trabajo o estudio. Y, finalmente, el blanco cálido con un tono amarillo es la adecuada para crear ambiente en las habitaciones, sala de estar, etc. Los grados Kelvin de estas luces son: 3.000K para el blanco cálido, 4.500K para el blanco puro y 5.800K para el blanco frío.

arrels2

Niveles de iluminación recomendados

Cada espacio y cada actividad que desarrollemos en él requiere un nivel luminoso que se mide en “lux”. Para las zonas de paso se necesitarían entre 50 y 200 lx. Las zonas de trabajo o de uso frecuente requerirían niveles de entre 200 y 1.000 lx. Y para espacios en los que realizamos tareas con mucho detalle, unos niveles mayores de 1.000 lx. Por ejemplo, para la cocina necesitamos una iluminación general de 300 lx pero en la zona de cortado y preparado, necesitaríamos, 300-500 lx. En el dormitorio necesitamos unos niveles generales de 100-200 lx y si leemos, 500 lx. Cuarto de los niños: iluminación ambiental de 200-300 lx y zona de estudio, 500-750 lx.

Autor: lileka

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *