Cómo limpiar los muebles de madera

La limpieza de los muebles de madera depende de cómo haya sido tratada la madera previamente. No es lo mismo limpiar un mueble encerado y rústico que un mueble barnizado con goma-laca.

En el caso de los muebles encerados puede ocurrir que con la acumulación de capas de cera con el tiempo el mueble pierda el brillo y aparezcan zonas más oscuras sobre todo en las molduras, los torneados y las tallas. En estos casos lo idóneo es pasarle un producto que elimine la cera o una mezcla al 50% de esencia de trementina y aceite de linaza agitando bien antes de aplicar. La cera hay que eliminarla con una lanilla de acero del nº000 humedecida en el producto desencerante para, a continuación, secar con un paño seco de algodón. Para volver a encerar se recomienda emplear la cera incolora de anticuario aplicándola con brocha. Se deja secar durante un lapso de 2 horas y se abrillanta con un cepillo para zapatos envuelto en un paño como puede ser una media. Luego se vuelve a encerar, se esperan 24 horas y se repite la operación de pulimentado. Los muebles encerados también se pueden limpiar con leche.

Si se trata de un mueble barnizado a muñequilla con goma-laca es necesario eliminar el polvo con frecuencia con un paño de algodón. Si ha perdido el brillo porque por ejemplo se lo ha encerado, se realiza la limpieza tal y como se explica en el párrafo anterior. Luego se vierten unas gotas de vaselina y se extiende con una lanilla del nº 000 en el sentido de la veta. Finalmente se pasa una muñequilla hecha con tejido de una camiseta y algodón humedecida con alcohol de 96º haciendo ochos en el sentido de la veta hasta que el aceite se absorba y la madera brille nuevamente.

Para los muebles barnizados a brocha pueden ser de utilidad los productos en aerosol que se venden en cualquier droguería o supermercado. Pero lo mejor es quitar el polvo asiduamente con plumero o trapo suave tipo gamuza. También se los puede limpiar de la misma forma en que se han limpiado los muebles encerados o barnizados con goma-laca aunque conviene hacer una prueba en un sitio escondido para ver cómo reacciona el barniz.

barniz

Para eliminar marcas de vasos o botellas, se refriega la zona con un corcho o se frota con ceniza de cigarrillo en la superficie previamente humedecida y se repasa con un trapo.

Para eliminar manchas de grasa, pasas un trapo seco y limpio para eliminar el excedente y luego un tarpo humedecido en agua y alcohol de 96º. Es importante que después de humedecer la zona, la repases con un protector de madera. Otra solución es pasarle blanqueador de madera, pero teniendo en cuenta que luego tendrás que volver a encerar o barnizar. Una vez hecho esto limpias la madera con una solución de agua y vinagre a partes iguales.

Autor: lileka

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *