Los múltiples espacios de juego en Berlín, un ejemplo a seguir

En Berlín hay aproximadamente 1.850 espacios de juego (unas 200 hectáreas) para unos 500.000 jóvenes y niños que viven en la ciudad y que dependen de las necesidades estipuladas por los Distritos, transferidas al Departamento Urbano y Medioambiente, lo que se corresponde con 1 m2 de espacio de juego por habitante según lo prevée la normativa berlinesa. Actualmente, según el Ayuantamiento, se cubren un 60% de las necesidades y aun así su cantidad y diseño son increíbles para cualquiera que se dé un paseo por esta capital europea.

 Espacios de juego en Berlín

No hay dos espacios de juego iguales. Todos ellos responden al alto compromiso de los técnicos y diseñadores con el juego y esparcimiento de los niños como parte de su proceso educativo, colaborativo y socializador. Cada espacio de recreo es un pequeño mundo en sí mismo en el que los más pequeños, y los no tan pequeños, pueden trepar, excavar, deslizarse, balancearse y soñar.

 Espacios de juego en Berlín

En todos ellos predominan la madera, la roca, las sogas y elementos de uso cotidiano en la urbe, para crear robustas cabañas, fortalezas, volcanes, dragones, trampolines, o insectos gigantes sobre los que cabalgar.

 Espacios de juego en Berlín

Suelen estar divididos por ámbitos según edades, de manera clara algunas veces, o de manera más sutil, mediante troncos enterrados o suelos con diferentes texturas.

 Espacios de juego en Berlín

Los objetivos no son los diseños en sí mismos sino su cumplido pedagógico y experiencial, tanto para los niños como para los más mayores que también pueden reapropiarse de estos contextos de juego para recrearse y descansar. Hay parques que cuentan con tumbonas, rocódromos, canchas con portería, entre otros.

 Espacios de juego en Berlín

Uno de los propósitos es plantear a los más pequeños, distintos retos, tales como el juego individual o colectivo, para que puedan asumir distintos riesgos inocuos como, por ejemplo, el fuego tutelado, hacer equilibrio, ocultarse, pincharse con unas ramas, traspasar barreras o límites, columpiarse, correr, explorar, probar y arriesgar, todo lo cual contribuye al desarrollo de la autonomía en la infancia.

Espacios de juego en Berlín

Estos espacios están considerados como equipamiento dentro de los espacios verdes, siempre supervisados por los departamentos de Infancia y Juventud de cada distrito trascendiendo la categoría de mero espacio público.

 Espacios de juego en Berlín

Se los clasifica según diversas categorías:

1. Espacio de juegos pequeños: destinados a los menores de 6 años con columpios, toboganes y suelo de arena o acolchado vegetal. Suelen ocupar los 150 m2.

2. Espacios de juego de uso general: de al menos 2.000 m2, para niños y jóvenes, y que cuentan con espacio para los más pequeños pero también con tirolinas, carruseles, campos de juego, zonas de aventura o de agua para los más mayores.

3. Espacios para adolescentes. Incluyen áreas para juegos de pelota, skate o bmx y equipamiento deportivo (canastas de baloncesto, porterías de fútbol sala, mesas de ping-pong, etc.).

4. Espacios de juego supervisados: para los mayores de 6 años, cuentan con unos 4.000 m2 e incluyen zonas de aventura, áreas de construcción activa y pequeñas granjas infantiles. Estos espacios se pueden usar durante los días laborables y en el horario de los educadores y monitores.

5. Espacios de juego de uso restringido: para niños de más de 6 años, incluyen los elementos de los colegios públicos para poderlos usar fuera del horario escolar.

Espacios de juego en Berlín

En cuanto al mobiliario estos espacios cuentan con mobiliario estándar fabricado en serie o procedente de elementos modulares tales como fuentes, trampolines, estructuras para trepar, columpios, toboganes, etc., y mobiliario específico consistente en elementos que proceden de lo que ofrece el mismo espacio como son los materiales naturales como las maderas, las piedras, los adoquines, materiales reciclados, etc. A menudo los diseñadores los combinan para crear castillos, palacios, esculturas y estructuras diversas en las que muchas veces predominan la arena y el agua como en las cascadas, los chorros, las compuertas, etc.

 Espacios de juego en Berlín

En lo que se refiere a los cerramientos, estos espacios cuentan con vallas de poca altura o puertas batientes para separar las áreas de juego de la calzada y evitar el acceso de animales o usos no deseados, pero siempre dando prioridad a la naturaleza evitando la lógica de los demás elementos urbanos.

 

 

 

Autor: lileka

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar