Saltar al contenido

¡Qué el moho no te perjudique!

El moho es una de esos problemas que se pueden presentar en todo hogar, y que puede poner en riesgo la salud de sus habitantes, además de afectar la estabilidad y apariencia de las zonas en las cuales aparece. Si bien el moho suele crecer en aquellas áreas donde hay mayor humedad, hay zonas específicas en las que es más probable que aparezca.

Por qué eliminar el moho

El moho es un hongo que crece en zonas donde hay mayor humedad y que a la vez le proporcione materia orgánica para subsistir. Si bien existen muchos tipos de moho, generalmente el que crece clandestinamente en nuestros hogares contiene compuestos, que al estar en contacto durante un largo tiempo con ellos, pueden resultar perjudiciales para la salud. Hay que tomar en cuenta que un poco de moho no trae ningún problema, pero si las esporas del mismo son inhaladas en grandes cantidades por mucho tiempo, pueden conllevar problemas respiratorios que van desde los síntomas comunes del resfriado, síntomas de alergia o asma hasta complicaciones bronquiales que pueden poner en riesgo nuestra salud.

Áreas en donde puede crecer el moho

Como ya mencionamos, el moho puede crecer en cualquier lugar con las características adecuadas para su desarrollo, sin embargo, el baño y la cocina son propensas a generar moho, en estas zonas es aconsejable utilizar para el sellado de juntas silicona especifíca antimoho.

Además de revisar en los lugares habituales, debes añadir las siguientes áreas:

Sótano

El sótano es una de las fuentes primarias de moho, pues alberga toda la humedad de la casa y es una de las zonas menos ventiladas de la misma. Asimismo, muchas familias utilizan el sótano como habitación de lavado, por lo que además de las tuberías comunes de la casa, también albergan las tuberías de lavadoras, secadoras, calentadores de agua, etc.Esta es un área a la que no se presta mucha atención, por lo que el moho se reproduce sin que lo notemos, por lo que lo ideal es revisarlo a fondo, limpiarlo y ventilarlo por lo menos una vez a la semana.

Piscina

Es obvio que una piscina al contener agua puede ser una fuente de moho, pero las piscinas cubiertas que se pueden encontrar en muchos hogares son las que mayor riesgo corren en cuanto a la aparición de moho. Aunque mantengas el área de la piscina limpia, lo ideal no es solo revisar toda la superficie de la misma, sino también prestar atención al piso, a las paredes y a los muebles que puedas tener en ese ambiente.

Aire acondicionado y moho

En la actualidad, la mayoría de los hogares cuentan con un aire acondicionado que suelen utilizar varias horas al día. Lo que no sabemos es que el moho puede entrar a la casa a través del aire acondicionado, y también aumentar por el uso de la calefacción. Por ello, se debe controlar los niveles de humedad del aire en la casa, algo útil al momento de evitar el moho.
Ahora que ya sabes cuáles son las zonas en donde puede crecer el moho, puedes aplicar las herramientas para eliminar el moho y tener un hogar seguro.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar