Saltar al contenido

Obra seca: la mejor opción para llevar a cabo una reforma

reforma seca vs. reforma húmeda

Si te echa atrás ponerte a hacer reformas en casa no es sorprendente. Uno de los motivos es que durante la reforma tienes que seguir viviendo en tu casa en la que tirarán tabiques, levantarán el suelo y desmontarán tu cocina. Otro problema son las casas de alquiler en las que los cambios dejan al final todo como está. Y, finalmente, las casas antiguas que requieren reformas húmedas. La solución son las reformas secas.

reforma seca vs. reforma húmeda

La diferencia con la obra húmeda tradicional reside en que sin morteros ni ladrillos, los sistemas secos están listos para su uso en cuanto se acaba el trabajo ya que no requieren tiempo de secado. Puedes renovar el aspecto de algún ambiente, o cambiar el revestimiento en otro empleando materiales listos para clavar, atornillar, pegar, encastrar o apoyar. Se emplean en cubiertas, suelos, forjados, paredes, revestimientos y fachadas. Son imprescindibles cuando no conviene aumentar la sobrecarga, humedece los materiales originales o incrementar la altura del pavimento.

reforma seca vs. reforma húmeda

Un ejemplo de esto es el porcelánico Slimmker de 5,7 mm de espesor, de Inalco. Te ahorras mano de obra y tiempo de ejecución. Son fácilmente manipulables y más livianos sin perder capacidad portante, propiedades aislantes ni resistencia al uso. Admite que lo coloques sobre materiales ya existentescomo son los azulejos, las baldosas, los revoques y el ladrillo y puedes perfectamente convivir con la obra porque no generan polvo ni escombros. La ejecución es más rápida y puedes hacerla tú mismo. Se las pueden trasladar a otras casas por lo que son ideales para casas en alquiler.

reforma seca vs. reforma húmeda

En general es recomendable buscar materiales resistentes al uso, te resuelvan el mantenimiento y tengan varias prestaciones. Si vas a colocar un cielorraso piensa en la iluminación optando por focos empotrables y ocultando cableado y trasnformadores. Sin hacer rozas ni colocar ladrillos puedes decantarte por placas de yeso laminado o cartón-yeso que se colocan con pasta de agarre o sistemas de sujeción que te permiten cubrir desniveles, irregularidades, incorporar aislamiento contar con una cámara de aislamiento y construir tabiques y muebles. Para zonas húmedas como cocinas y baños puedes optar por paneles hidrófugos como el panel WA de Pladur.

reforma seca vs. reforma húmeda

reforma seca vs. reforma húmeda

Con tableros derivados de la madera como los de fibra de densidad media (MDF) formados de fibra de madera y resinas sintéticas podrás hacer muchas cosas: revestimientos, tabiques, puertas, rodapiés, suelos, muebles, etc. Se los puede trabajar con facilidad, cortar, taladrar, lijar, atornillar y acabar con todo tipo de pinturas y lacas o barnices. Otro tablero de fácil implementación es el OSB compuesto por virutas de maderas orientadas.

reforma seca vs. reforma húmeda

Otros materiales prácticos son los tableros mixtos que incorporan cemento, como el Viroc y los porcelánicos extrafinos.

Imágenes: http://blogs.revistaad.es/tu-arquitecta-de-cabecera/manos-a-la-obra-sin-obras-i/

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar