Eames creó tendencia

Y es que la forma de entender Charles Eames el diseño supuso un cambio drástico en la forma de entender el arte en su totalidad. Charles y Ray Eames fueron los elementos disruptivos en una década, la de los 50, en la que en América ser disruptivo y diferente era casi una moda obligatoria para diferenciarse de la América más tradicionalista. Pero lo que crearon entonces sigue marcando tendencia ahora, siendo completamente actual y funcional, y siendo estudiada y analizada, inspirando a los nuevos creadores y diseñadores. Si nos centramos en la disciplina del diseño y la decoración, consiguieron tres hitos importantes. El primero, convertir en verdad la afirmación de que la calidad no es sólo cosa de ricos. Consiguieron crear diseños asequibles para muchas personas, facilitando el acceso no sólo a su estilo y a su manera de entender el diseño sino también a unos muebles funcionales, creados desde la conciencia de la afirmación mítica de “si no es funcional, no es bello” El segundo hito, introducir el color en las oficinas de todo Estados Unidos. Rompieron moldes no sólo en los diseños sino también en el colorido de los mismos, y en los materiales. Fueron capaces de hacerse un hueco en un mundo gris e introducir mobiliarios y conceptos diferentes llenos de color, dando una vida nueva a cientos de oficinas. Hoy, las coloristas sillas Eames siguen insuflando energía y vitalidad a miles y millones de oficinas de todo el mundo sin perder un ápice de elegancia y diseño. Y por último, introdujeron el concepto de la personalidad a la hora de decorar tu hogar. No todas las casas tienen que ser iguales, ni tener la misma distribución, porque sus dueños no son iguales ni piensan de igual manera, ni la funcionalidad del hogar es igual para todo el mundo. La adaptabilidad y la flexibilidad a la hora de crear el hogar se basaba en la personalidad de los habitantes del mismo. De esta forma cada hogar era único. Charles y Ray Eames marcaron y siguen marcando tendencias, por eso no pasarán de moda.  ...

Read More
Una silla mítica
Ago04

Una silla mítica

Posiblemente la pieza más reconocida de Eames, o al menos más común ver, es la silla DSW. Compuesta inicialmente por una base en madera y acero, y un asiento de resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio (porque un objeto no es de fibra de vidrio o fibra de carbono en sí, se hace de un material determinado y este se refuerza con las fibras). Desde el punto del diseño y la fabricación, es un hito, fue la primera silla en tener un asiento intercambiable y de fácil producción industrial. El diseño de las patas era minimalista, elegante y refinado, pero el asiento le daba un punto orgánico y alegre, sus formas eran curvas y se adaptaban al cuerpo. Una combinación perfecta. Son líneas sencillas y  no resulta fácil  enmarcarla en una época, ya que aun siendo de los cincuenta, no la ubicaríamos en esos años, nos parece completamente contemporánea. A esto también ha contribuido el hecho de que es muy común ver estas sillas en las oficinas, casas y bares de moda. En locales y casas de lo más juveniles tenemos estas sillas de hace más de medio siglo, siendo elementos que les dan un aire moderno y actual. Gracias a las redes sociales e internet aún podemos ser más conscientes del impacto de la silla DSW (aviso, DSW también es un hashtag que significa Dark Skin Women, por si al realizar la búsqueda encontráis resultados que no esperabais). Encontramos estas sillas hasta en las oficinas de una de las redes sociales más hípster, Tumblr. Y es que va bastante en sintonía con este estilo, en las fotos citadas anteriormente es difícil verlo sin un Imac al lado. Pero eso sí, lo que las hacia novedosas y diferentes en su momento, como era la variedad de colores, ahora se deja de lado, optando únicamente por tonos blancos y negros. De alguna manera, una silla mítica que se ha...

Read More
La creatividad y lo sencillo
Ene13

La creatividad y lo sencillo

Durante los años cuarenta y cincuenta, Eames diseñó sus grandes obras en el campo del diseño y la arquitectura, sus grandes iconos reconocidos mundialmente.  Pero de esta época también data un producto que pasa más inadvertido, siendo aun así, una idea igual de brillante:  su House of Cards (1952). Consistía en una simple baraja de 52 cartas, las cuales no tenían palos ni números, únicamente imágenes de objetos cotidianos por las dos caras y unas hendiduras en los laterales. Gracias a estas, se podían encajar las cartas entre sí y crear diversas construcciones. Posteriormente, se lanzó una versión en otros tamaños y en vez de fotos, con estampados, pero la esencia era la misma: jugar con la creatividad. Con elementos tan sencillos como pueden parecer unos rectángulos de colores se podían crear millones de combinaciones, que sirvieran como casa de muñecas, castillos, puentes, separadores de espacios, sillas, mesas, cajas,… Era un juego que no tenía instrucciones, reglas o fin, se podía hacer con él lo que se quisiera, y eso es lo que lo hace tan especial: dejaba que la mente creativa del niño se liberara. No había un modelo a seguir, ni nada con que comprarlo montado, convirtiendo así cada creación en perfecta. Después de la idea original de Eames, han surgido muchos productos similares que todos hemos tenido, hoy incluso podemos encontrar una versión en Tiger por un precio reducido. Y la filosofía que sigue no es para nada compleja, no es más que la de darle al niño un folio en blanco y pinturas de colores, y que lo pinte, ralle o rompa como quiera, sin modelo ni técnica a seguir. Porque cuando hay un algo que imitar, la creatividad y la imaginación desaparecen. Seguimos a alguien, en vez de tomar nuestro propio camino. La creatividad, la originalidad y las buenas ideas, pueden surgir de cualquier sitio, y de algo sencillo y simple, también. Lo complejo, por definición, es más difícil, enrevesado, engorroso… y no siempre lo mejor o lo adecuado. En esta deducción basó Eames sus obras, al igual que su casa, que no es más que otro House of Cards pero hecho con placas de acero e vez de láminas de colores, y hoy sigue siendo un referente de arquitectura. No siguió a nadie, hizo algo diferente, y no le fue tan mal. PD: en la página oficial de Eames, el juego sigue a la venta en varios tamaños y versiones. Te dejo el link por si los Reyes no han acertado con tu regalo.   Posted by Cristina Sanchez...

Read More
Eames lowcost
Nov25

Eames lowcost

Esta semana me he topado por Internet con varias páginas de estas que da gusto conocer. La primera se llama Iconscorner.com, una tienda online con productos preciosos de decoración y artículos de decoración a precios rebajadísimos y de mucha calidad.   Tal y como veréis en la imagen, esta web dispone de un apartado lowcost (aunque la mayoría de los productos de la web están rebajados), así como sillas, mesas, sillones, alfombras, iluminación y accesorios como cojines y puffs. Además, todos sus productos tienen un estilo vintage precioso y los gastos de envío gratis. La segunda, se llama Centrolandia y vende clones de piezas reconocidas del diseño a precios bastante buenos. Es el Sheinside o el Choies de la industria del mueble.  Como no podía ser de otra forma, tienen unos cuantos productos de la pareja Eames a un precio muy asequible, por ello es un Eames lowcost que merece la pena conocer. Su creación más conocida es la DSW, la cual en la página web  de Eames vale $ 499, en Centrolandia cuesta 65€. Aunque haya que hacer la conversión entre dólares y euros, la diferencia es abismal. La silla que aparece en la imagen es la de Centrolandia, y da el pego completamente. Está disponible en varios colores. Su otra gran creación fue el modelo DAW, DAR en su versión actualizada, también la tenemos en la página, por 74 €. Ni de lejos los $ 499 que nos piden en la página oficial. A partir de las básicas, tenemos diferentes variaciones y actualizaciones sobre los mismos modelos. Por ejemplo, la DSR, la tenemos por 65€, un poquillo menos que los $299 de la oficial. También tenemos la misma en una versión un poco más confortable, con un cojín. Puede ser tuya por 70€. Al igual que la versión DKR “Wire”, la cual veo un poco más incómoda, por 102,95€, más carilla también. Me ha dejado muy alucinada también encontrar el modelo mecedora, y es que resulta que al final está más de medio catálogo de Eames en la página. La mecedora es una pieza que me encanta y está por sólo 77,99€. Para cerrar la categoría de versiones, tengo esta que no sé muy bien si tiene nombre ni si es creación de los diseñadores de la página, pero un aire Eames tiene. Y a momia, también. Vale 75,99€. Y por último, la joya de la corona, la lounge chair con el reposapiés, está disponible en blanco y negro y su precio es de 674 €, $ 4579 en la página de Eames. Increíble. Buscando, las críticas sobre la página son muy positivas, en cuanto a envío y compra, pero...

Read More
¿Muebles a conjunto o individuales?
Oct28

¿Muebles a conjunto o individuales?

Cada vez se ve menos, pero antes lo habitual era que cuando te comprabas los muebles para una habitación, los comprabas todos a la vez y que fueran a conjunto: librería, mesas, sillas… Ahora lo normal es que en las casas ningún mueble se parezca a los otros, cada uno viene de una tienda, es de un estilo, precio,… pero aun así todos se complementan a la perfección. Ahora somos más creativos, los muebles nos importan más, pensamos más en ellos.  Pero realmente, esta creatividad se debe a dos aspectos que no dependen del comprador: primero, el conjunto de muebles ya no está de moda y se diseña más bien poco, y segundo, los precios. Y estas dos ideas van de la mano. No se diseñan muebles así porque ya no se vendían hace un tiempo, o no de igual manera todos los muebles. Se tenía excedente de unas piezas y otras se agotaban, y esto se debía a que comprar los muebles de las mismas características podía salir muy caro. Si nos comprásemos un sofá de Eames, dudo que pudiésemos permitirnos también la librería, la mesa y las sillas (total aproximado de 10.000 €, OMG). Pero sólo una silla o la mesa, no se va tanto. Además, estas mezclas son muy buenas, nos hacen pensar en combinaciones, tenemos libertad y es raro que una casa este decorada igual que otra. Con el comienzo de la racionalización del diseño, cientos de casas eran iguales y estaban decoradas iguales. Ahora, tenemos una casa única y personal, ya que al haber obtenido cada mueble de un sitio, que más de una persona vaya a las mismas tiendas y compre lo mismo, es una posibilidad muy baja. Además, con lo bonito que queda tener cada silla de una forma. Porque total, cuando hacemos una reunión o comida, las sillas del comedor nunca son suficientes y acabamos poniendo también las de la cocina, las del estudio y el dormitorio. ¿Y la mezcla de un sofá estilo vintage y un sillón más futurista? Por no hablar de mezclas cromáticas. Puntitos que hacen nuestra casa más nuestra, divertida y apasionante.   Posted by Cristina Sanchez...

Read More