Si nuestra casa fuese un juego de arcade…

Si tu casa fuese un juego de arcade toda ella estaría dividida en cubos iguales, que proyectados en las paredes y suelos, serían cuadrados perfectos. Cada uno de estos cuadrados solo podría ser llenado por un elemento que lo ocupase completamente o una división exacta del mismo. Habría un tamaño mínimo y máximo para la división, y ninguno de los objetos que las llenasen serían mayores o menores que estas. Además los colores de los objetos también serían unos determinados y lo suficiente diferentes entre ellos para no confundirlos. Con esto habríamos conseguido la racionalización de la decoración: todos los elementos tendrían dimensiones estándar, colores estándar y combinaciones limitadas, ya que las dos características anteriores también son limitadas. Todo nos encajaría a la perfección en todos los aspectos, no tendríamos mil tonos de rojo ni necesitaríamos medir cuanto espacio tenemos para colocar el sofá. Tampoco podríamos llenar demasiado un espacio, ya que cuando ocupásemos totalmente una línea de divisiones de una dimensión, todos los elementos de ella desaparecerían. Por ello, tampoco podríamos acumular demasiadas cosas que solo acumulan polvo. No habría desorden, todo tendría un cuadrante determinado y no se podría llenar con otra cosa. Y el que todo cupiera en una habitación y encajará, se supone mucho más fácil. También es cierto que las formas serian todas bastantes geométricas, ya que las orgánicas serían mucho más difíciles de colocar. La naturaleza es desordenada, las líneas rectas y los ángulos rectos que asociamos con lo limpio y ordenado son artificiales, con excepción del mineral de la pirita. Esto haría que los objetos también fueran un poco cortantes, poco seguros e incomodos. Y como se ha dicho, las combinaciones serian limitadas, de modo que sería posible que compartieras disposición y decoración en general con varias personas a lo largo del mundo. Y eso es lo que hace que esta racionalización no sea divertida. Tu casa ya no sería tu casa, sería un sitio en el que tus cosas están ordenadas, pero exactamente de igual manera que la de otras personas, podría ser la casa de cualquier otro. No tendría nada de ti, sería demasiado perfecta.  ...

Read More
El color: sus combinaciones
Ago19

El color: sus combinaciones

En rara ocasión, tenemos una habitación o estancia con todos los elementos del mismo color; combinamos elementos de varios colores. Las posibles combinaciones son de: Colores complementarios: son los opuestos en el círculo cromático, están separados 180º en este. Sus bases son completamente diferentes, por ejemplo, el naranja y azul, verde y rojo o violeta y amarillo, uno de los colores es mezcla de dos primarios diferentes al otro color de la combinación. En este tipo de mezclas los colores se refuerzan mutuamente, crean un fuerte impacto y llaman mucho la atención. Por ello debemos utilizar este tipo de combinaciones en puntos concretos de una habitación, ya que resultaría pesado y agotador aplicado en grandes zonas o en muchos sitios a la vez. Dobles complementarios: se basa en la combinación anterior y consiste en la combinación de cuatro colores, complementarios dos a dos. Resultan combinaciones poco armoniosas. También, es mejor aplicarla en pequeñas dosis. Colores complementarios cercanos: a partir de un color base, se toman dos que equidisten de él en el círculo cromático, pero no entre ellos. En este caso, obtenemos una triada de colores en los que el contraste no es tan marcado como en el primer caso. Lo podemos aplicar en pocas ocasiones, pero en más que los anteriores. Triadas complementarias: son combinaciones de tres colores, los cuales equidistan tanto entre sí, como del centro de círculo. Suelen ser mezclas de colores con pocos rasgos comunes entre sí, pero como contrastan los tres, el efecto no es tan chocante como en el caso de los complementarios. Colores análogos: son lo que realmente entendemos por armonía, son colores muy cercanos en círculo cromático y que siguen una gradación, por lo que no contrastan y no llaman tanto la atención. Es la forma más común de encontrar los colores en la naturaleza. Son las combinaciones más adecuadas para dormitorios y salas de baño.   Post by Cristina Sanchez...

Read More
El color (I)
Ago12

El color (I)

El percibir los colores es una facultad biológica que poseemos los humanos y también sabemos que cada uno de ellos nos afecta y nos transmite una serie de sensaciones, ¿pero cuáles? Verde: el verde es el color más relajante y por ello es muy apropiado para dormitorios o cuartos de baño, aunque también es un color que relacionamos con la envidia. Con él también simbolizamos la naturaleza, la salud, el crecimiento y la ecología. Azul: es otro color también muy relajante, por lo que sus aplicaciones pueden ser las mismas, además este nos evoca serenidad y seguridad. También lo relacionamos con la naturaleza, más concretamente con el agua y el hielo. Amarillo: es un color complicado, ya que es difícil de soportar durante mucho rato, al principio nos trasmite felicidad y alegría, pero pasado un rato nos agota. Es el color del Sol y del oro, pero también el del miedo. Rojo: es muy estimulante, pero nos indica peligro ya que lo asociamos a la sangre. Aunque también es el color del amor, el deseo, la pasión y la lujuria. En Asia simboliza la vida y la alegría. No es un color recomendable para pintar una habitación competa. Naranja: es muy recomendable para cocinas y elementos de esta, ya que siempre se relaciona con los buenos alimentos y el comer. También es un tono muy melancólico al asociarse al otoño y el color de las hojas de los árboles en esa época. Marrón: es el color más espiritual, simboliza la tierra, la riqueza no material y la dulzura, junto al igual que el naranja los buenos alimentos. Es un color muy presente en los muebles a través de materiales, como la madera, por ello lo asociamos con el calor y la comodidad. Negro: físicamente se corresponde con la ausencia de color y de luz, por ello suele relacionarse con la noche y el miedo. En occidente lo asociamos al duelo y a la elegancia.   Blanco: todo lo contrario al anterior, es la suma de todos los colores luz y por ello lo asociamos a la bondad y a la pureza. Es el color del vestido de novia occidental, pero el de luto en Asia.   Post by Cristina Sanchez...

Read More
El color y las sillas Eames
Mar04

El color y las sillas Eames

El color es uno de los factores clave en el diseño, su combinación y su manejo convertirán una creación en un éxito o en un fracaso.  El color es el elemento decorativo más poderoso, más todavía que los materiales o el diseño en sí mismo llevado a cabo.  Pero debemos ser conscientes de que el color no es un elemento genérico, sino que depende de cada persona, y su percepción varía.  También depende de la luz, del entorno, del material… De ahí que el tratamiento del color sea un elemento imprescindible a valorar cuando estemos eligiendo cualquier diseño. Charles Eames hizo un uso del color sustancial dentro de sus diseños.  Las famosas sillas de Charles Eames, en todos sus modelos, DSR (Dining Height Side Chair Rod), DAW (Dining Height Armchair Wooden Base), DAR(Dining Height Armchair R-Wire Base), DSW (Dining Height Side Chair Wood)… fueron realizadas en colores vibrantes y brillantes, una paleta cromática que las transformó, junto con su diseño innovador y materiales originales, en un elemento de diseño en sí mismo, que junto con el resto de la casa daba ese toque de modernidad colorista tan importante e imprescindible en un diseño creativo.   Estas sillas tan originales también se denominaban Eiffel, pues su base tenía reminiscencias que recordaban a la torre Eiffel dada la vuelta. Estas sillas, según recoge el blog monkeyzen.com,  fueron diseñadas en colaboración con Zenith Plastics para el concurso Low-Cost Furniture Design del Museo de Arte Moderno de Nueva York, y fue la primera silla de fabricación industrial realizada en plástico.  De este modo se consiguió crear un diseño totalmente atemporal que puede encajar en cualquier espacio de la casa y que juega con el color como elemento caracterizador para integrarlo de manera personalizada en cada conjunto. La paleta de colores básicos son el rojo, el azul y el amarillo, y a partir de sus combinaciones se crean los verdes, morados, naranjas que afectan de manera indefectible a nuestro estado de ánimo.  Por eso el color es tan fundamental a la hora de la decoración, por su efecto en nuestro ser más...

Read More