Sostenibilidad en la república independiente de tu casa
Oct11

Sostenibilidad en la república independiente de tu casa

Que los productos sean baratos, pero no a cualquier precio, ésa es la política de IKEA. La historia de IKEA comienza en 1926 en Smaland, al sur de Suecia, en una granja, con el nacimiento de Ingvar Kamprad que ya desde pequeño tenía en mente abrir un negocio. Y eso hizo. A los 5 años vendía cerillas a los vecinos y a los 7 amplió su negocio montando en bicicleta. Las compraba al por mayor y las vendía a precios accesibles. Luego complementó la venta de cerillas con la de semillas, postales, adornos para árboles de Navidad, plumas y bolígrafos. Más adelante, entre 1940 y 1950 estudia el diseño de muebles, las técnicas publicitarias, el uso del catálogo y la exposición para llegar al mayor número posible de compradores. Y fundó IKEA. Para 1990, ya expandida por medio mundo, convierte en requisito fundamental de la empresa el compromiso con sus trabajadores y con el medio ambiente. Esto último para IKEA es “una lista de acciones sin fin.” Se trata de economizar en recursos, en el proceso de diseño, en el transporte y el montaje. Con unos 600 millones de visitantes al año la influencia de IKEA tiene un gran impacto global y el objetivo es plantear soluciones e ideas en forma de pequeños pasos para minimizar dicho impacto. En primer lugar se procura emplear la mínima cantidad de material, apostar por materiales renovables o reciclados siempre que sea posible, sin que nada de esto afecte al diseño, funcionalidad, calidad y estilo de los productos. Luego, reducir el impacto medioambiental en la cadena de producción y finalmente el transporte de los productos que vienen embalados y apilados para un transporte más eficiente y en cartón marrón que ahorra costes y protege el entorno. Se procura que los productos tengan una larga vida útil y que sea fácil reciclarlos. Algunos ejemplos de los productos estrella de IKEA son las mesillas Lack, uno de los primeros productos fabricados con la técnica del atamborado, esto es rellenar tableros sólidos y rígidos con papel reciclado en forma de panel de abeja y que no pesan nada, lo que facilita el transporte. Para otros productos se emplea madera reciclable pero nunca procedente de talas ilegales o de bosques intactos. Tal es el caso del sistema de almacenaje Ivar. En ropa de cama se usa el algodón 50% y lyocell 50% que es un material renovable con base en celulosa que procede de madera de árboles de vivero y que necesitan menos agua de riego. Los productos químicos que se usan se reciclan en un sistema cerrado que minimiza el impacto ambiental. Otros materiales reciclables o...

Read More
Decorar con cajas y pallets reciclados
Jun29

Decorar con cajas y pallets reciclados

Un recurso muy interesante para decorar algunas habitaciones de tu casa de una manera creativa y con poco dinero -aunque un poco de maña- es reciclando cajas viejas y pallets, que ofrecen infinitas posibilidades para construir un conjunto de estanterías, una simpática mesa de té para el salón, o incluso los más manitas pueden llegar a construir un cómodo sofá reciclando viejos pallets. Lo más sencillo y clásico, probablemente lo hayáis visto alguna vez, consiste en construir una estantería tipo rústico con cajas de madera antiguas. El secreto es conseguir cajas robustas, las que se usaban para las botellas de vino antiguamente eran perfectas, ya que tienen listones de 0,5 cm de grosor y son lo suficientemente robustas para aguantar el peso de libros. Si puedes encontrar ocho o diez cajas de este tipo, puedes construir una estantería bastante apañada. El secreto es barnizarlas con un barniz que les de un tono oscuro y, una vez secas, atornillaras a la pared para que queden fijas. Utiliza tu imaginación para componer la estantería de forma que se adapte lo mejor posible al lugar donde las quieras colocar. Ten en cuenta que puedes combinar cajas colocadas verticalmente con otras horizontales, lo que puede resultar en un conjunto irregular muy interesante. Mesas y sillones con pallets Aunque este tipo de mueble requiere un poco más de arte, tampoco es una cosa muy difícil de hacer y te puede quedar muy interesante, el truco es encontrar pallets en buen estado que se adapten al rincón de la casa donde los quieres colocar. En el caso de los sofás. El que mejor se puede adaptar es el pallet de 800 x 1.200 cm, ya que no es demasiado profundo y te puede quedar un sofá bastante cómodo. El secreto es colocar dos pallets en la base, uno encima de otro y encima de ellos colocar los cojines para sentarse. Lo más práctico es colocar los pallets contra la pared, y en el fondo poner cojines en posición vertical para hacer de respaldo. También puedes hacer una mesa de centro para el salón con pallets. Simplemente tienes que atornillar encima un tablero del tamaño del pallet u en la parte de abajo unas ruedas, que puedes comprar en cualquier ferretería, para mover la mesa...

Read More
Construir tu estantería a medida
Jun07

Construir tu estantería a medida

Las estanterías son los elementos más prácticos para organizar las cosas que no sabes donde colocar y mantener un orden en tu salón, habitación o cocina. Las puedes encontrar ya listas para colocar en los grandes almacenes de bricolaje, pero puede que te limiten en cuanto a la medida, ya que es muy posible que su tamaño no se ajuste a tus necesidades, por eso, la mejor manera de aprovechar bien un rincón o una pared de tu casa es haciéndolas a tu medida. No te apures, veras que es muy fácil. Determina el lugar donde quieres colocar tus estanterías Busca un rincón o una pared de tu casa en a la que creas que le iría bien una estantería y mídela para determinar la largura de cada una de las baldas que quieres colocar. También has de medir la altura de la superficie donde irá la estantería y calcular cuántas baldas deseas colocar y el espacio que quedará entre ellas. Elige la madera y los soportes Elige el tipo de madera que quieres para tus estantes y los soportes que los van a aguantar. Puedes hacerlo con maderas de pino o cerezo, las más usadas, aunque, si necesitas mucha madera te pueden salir algo caras, también puedes usar DM, que son placas de serrín prensado que más económicas pero igual de resistentes. En cuanto al grosor, si vas a colocar pesos considerables, como libros, elige unas estanterías de unos 2 cm de grosor, si no, con 1,5 cm es suficiente. Si no eres muy manitas no hace falta que cortes tú la madera, puedes apuntar las medidas que necesitas y el carpintero la cortará a tu gusto. Elige los soportes que más te gusten y ya sólo te quedará colocarla. Colocar los estantes Dependiendo de dónde colocarás los estantes, puedes elegir un sistema de sujeción u otro. Si la estantería va en un rincón la puedes sujetar sobre listones atornillados a la pared, si no, lo más práctico es sujetarla con soportes que puedes encontrar en cualquier ferretería. Has de calcular bien dónde colocas los soportes, de manera que la estantería te quede nivelada. Mide la distancia de los soportes al suelo y atorníllalos a la pared. Una vez sujetos, coloca el tablero encima y, si puedes comprueba con un nivel si está paralelo al suelo. Cuando tengas el primer estante repite la operación con los siguientes hasta tener completa tu...

Read More