Trucos de Ikea: Lámparas

Siempre he pensado que la cadena Ikea ofrece un montón de posibilidades de re-decoración, lo que los angloparlantes conocen como “Ikea hacks”, o trucos de Ikea, si exploras un poco por la web encontrarás que hay un montón de blogs y referencias para dar un toque distinto a los muebles del Ikea, algunos de ellos muy interesantes.

La verdad es que no es fácil, en la mayor parte de los casos, hacer grandes alteraciones a los muebles de Ikea, sus fabricantes han caído en la cuenta de que la gente pudiera intentar transformar sus productos y los producen de tal manera que es muy difícil darles un toque personal. Sin embargo hay casos en los que a un producto triste uy funcional, en la líneaque caracteriza a la multinacional sueca, se puede transformar en un artículo colorido que le de un toque personal y alegre a la casa con un poco de maña y muy poco dinero. Estoy hablando de las lámparas del Ikea.

Hay un par o tres de modelos de lámpara de techo de Ikea que te servirán para este proyecto, pero te recomiendo el modelo “Foto”; lo encontrarás por unos 12 Euros y en blanco, hueso o aluminio, que es el que más nos puede interesar para pintar.
Lampara Ikea

En caso de que tengas uno de los modelos pintados en casa y quieras cambiarlo de color, también te sirve, sólo tienes que lijar la pintura con un papel de lija muy fino, sólo para que se raye levemente y así agarre la siguiente capa de pintura.

Una vez elegida la lámpara, si es de color , lijada, y si es de aluminio, le pasas un trapo con alcohol o aguarrás para quitarle la grasa que pueda tener y así la pintura agarrará mejor. Para comprar la pintura vete a cualquier tienda de pinturas y pídele un spray que agarre en el aluminio, del color que tú elijas. Un color ácido te dará un toque más alegre.

Cuando ya tengas todo preparado, colócalo en un lugar que hayas cubierto bien con papel de periódico. Ten en cuenta que la puntura en spray se extiende por todos los lados y es un engorro. Prepara bien la zona donde vas a pintar.

Su es posible coloca la lámpara en una mesa a la que tengas acceso por todos los lados, y cuando la vayas a pintar dispara el spray desde una distancia de 30 a 40 cm, si lo haces desde más cerca la pondrás una capa muy gruesa de pintura y goteará. Si es necesario dale una segunda capa cuando haya secado la primera.

Un consejo, no te olvides de pintar la parte de la lámpara que va pegada al techo del mismo color.

Autor: guillermoalcala

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *