Saltar al contenido

Una masía para Lurdes

masía de Lurdes

masía de LurdesDescubrí a Lurdes Bergadà por casualidad mientras buceaba por internet para comprarme una falda con cintura elástica. Y allí, entre las muchas faldas que se me ofrecían encontré una que me enamoró no más verla. Pulsé en la imagen y se me abrió la web de Lurdes con unos modelitos perfectos para mí. Así fue como compré online una falda y un pantalón, un poco caros, pero que valían la pena. Desde entonces siempre husmeo por la web o me paso por su tienda en la madrileña calle de Fuencarral, para ver las novedades que nunca defraudan.masía de Lurdes

masía de Lurdes

Son todas piezas únicas, con cortes desiguales y en una gama de colores muy ajustada. Y sobre todo, tallas grandes que se adaptan a cualquiera.

Cuál no sería mi sorpresa cuando por casualidad, también, me encuentro con un reportaje sobre la nueva casa que se había comprado Lurdes, una masía reconstituida por SaLeRo Arquitectura (acrónimo de Sartori, Leibenger y Rodríguez) que combina a la perfección con sus colecciones hechas todas con asimetrías, materiales naturales, y que destilan sobre todo calidez y espontaneidad. Un equilibrio perfecto entre la originalidad y la sobriedad.

masía de LurdesEl desafío de los arquitectos consistía en transformar esta casa de campo catalana de ambientes pequeños y mal iluminados en la casa de una diseñadora con gustos muy marcados, con espacios abiertos, siempre comunicados y mucha luz en la que no queden ambientes sin usar o rincones abandonados.

masía de LurdesLo mismo que en su ropa, la gama de colores de los materiales debía ser limitada: blanco para el cuerpo original de la masía y cemento para la ampliación, dos partes diferenciadas pero cosidas por un pavimento continuo y la calidez de una tarima de maderas de recuperación.

masía de Lurdes

Para dar luz a la casa se practicaron tres aberturas en las fachadas Este, Sur y Oeste que se cierran o se abren al exterior mediante carpinterías correderas o en acordeón.

En la fachada Sur hay un porche-galería y un jardín mediterráneo que conserva todo el encanto de la vivienda para la cual fuera creado.

masía de LurdesLurdes Bergadà (Barcelona, 1950), comenzó por hacerse ropa para ella misma, pero al ver que a muchos les gustaban sus modelos emprendió su carrera como diseñadora. Actualmente tiene siete tiendas, cuatro en Barcelona, dos en Madrid y una en Granollers, más 30 años de experiencia.

masía de Lurdes

masía de Lurdes

SaLeRo Arquitectos, son un estudio barcelonés en el que ninguno supera los 32 años. Todo un éxito.

Y si quieres ver más proyectos de reforma respetando la antigüedad y estructura, te recomendamos este artículo sobre recuperación de paredes de piedra.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar