Descubre las ventajas de los tableros MDF

MDF son las siglas que denominan a los tableros de Fibras de Densidad Media. Está fabricado con fibras de madera en su mayor parte, pero también contiene resinas que le otorgan mayor densidad que otros chapados o aglomerados convencionales. Esto hace que se hayan convertido en los favoritos de los amantes de los trabajos de bricolaje, pero también de los profesionales que fabrican todo tipo de estantes y muebles funcionales para el hogar.

¿Por qué usar tableros MDF para tu hogar ? Pues son muchas las razones por las que se elige este tipo de tableros antes que otros. Una de ellas es que a menudo se les añaden sustancias químicas que hacen que sean algo resistentes al agua o que soporten el fuego, lo que los convierte en ideales para estancias como la cocina o el baño en donde la madera tradicional no funciona tan bien.

MDF y sus ventajas en muebles

Además de la ventaja de su tratamiento, el MDF tiene otras muchas. Una de ellas es que las fibras con las que está fabricado son casi polvo. Esto hace que al unirse formen un material totalmente compacto que se puede tallar del mismo modo que la madera.

A esta ventaja se añade que no hacen falta herramientas especiales, pues estos tableros se pueden trabajar con lo que normalmente se utiliza para la madera maciza. Y su precio es sensiblemente inferior. Por eso, el MDF es una fantástica opción para realizar trabajos en casa.

Permite acabados muy buenos, tanto si se decide pintar como si se opta por pegarle chapas de madera con diferentes acabados. Las opciones son muy variadas y se pueden conseguir resultados muy buenos incluso cuando no se tiene una gran experiencia en bricolaje. Por ejemplo, al pintar no hay que seguir una dirección, algo que facilita mucho las cosas y da más opciones.

MDF y sus desventajas

Por supuesto, no hay ningún material que sea totalmente perfecto y no tenga ningún inconveniente y el MDF no iba a ser la excepción. Por eso, si se quiere informar bien sobre este producto también hay que indicar cuáles son sus puntos débiles.

El principal punto débil tiene que ver con el agua, ya que incluso los tableros hidrófugos no son excesivamente resistentes, tienen cierta fragilidad en la fractura pero no en la compresión. Son perfectos para la cocina y el baño porque soportan muy bien el vapor, pero no pueden ponerse en una terraza donde pueda caer agua de lluvia, por ejemplo. Y, en caso de que haya una fuga de agua en el interior, lo más seguro es que se acaben hinchando y deteriorando.

Otro de los puntos débiles de estos tableros tiene que ver con los cantos, los cuales no tienen el mismo terminado que la superficie del tablero. Son muy porosos y muy delicados, lo que hace que se estropeen fácilmente si se golpean o al poner tornillos demasiado cerca de los bordes o que sea complicado conseguir un buen acabado si no se cantean con cinta.

Autor: admin

Comparte el artículo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar